Descargas
Preguntas frecuentes
Dona
Servicios

Vicaría Episcopal de Laicos en el Mundo

Los laicos son “la presencia de la Iglesia en el corazón del mundo y la presencia del mundo en el corazón de la Iglesia”; la tarea de esta Vicaría es fomentar su presencia y actividad en dondequiera que se encuentren.

MISIÓN DE LA VELM (Vicaría Episcopal de Laicos en el Mundo)
En el diálogo de la Iglesia con el mundo, la Vicaría de Laicos debe insertarse en el ámbito de los “transformadores sociales”, para actuar, como fermento de valores humanos y cristianos, en las diferentes realidades sociales de la CDMX, creando y manteniendo procesos de vinculación en los ambientes gubernamentales, políticos, empresariales, económicos, académicos y sociales en general, para despertar en los “laicos comprometidos” la vocación que, de suyo, tienen, desde su bautismo: ser constructores del REINO DE DIOS, generando una acción social que ayude a la construcción del bien común, la justicia, la paz y todos los demás aspectos sociales positivos para la persona.


VISIÓN DE LA VELM
Situar a los «Laicos comprometidos» de la Arquidiócesis de México en perspectiva de «Iglesia en salida», sinodal y misionera, en comunión con sus Pastores y los miembros de la Vida Consagrada, para que se conviertan en agentes de cambio social, por medio de una conciencia crítica, creativa, comprometida y corresponsable.
Objetivo general
Suscitar en todos los fieles laicos de la Arquidiócesis de México el ejercicio propio de su vocación y misión en el mundo, para que desde sus diferentes realidades vitales, se construya el Reino de Dios mediante la estructuración de estrategias, proyectos y programas que logren permear la sociedad con los valores del evangelio, favoreciendo la dignidad de la persona y el bien común.
Objetivos particulares (tareas que debe asumir la Vicaría de laicos):
Estos objetivos deben ser pocos, claros a todos, realistas, orientan los distintos programas pastorales para alcanzar el objetivo global propuesto, significativos para la VELM en conjunto, flexibles si cambian las circunstancias, evaluables, en escala de valores, con plazo.
Ofrecer a todos los laicos de la Iglesia (incluso a quienes colaboran en las tareas pastorales internas «agentes laicos» a cargo de la Vicaría de pastoral) la conciencia y cauces para la apertura al mundo (Iglesia en salida).
Cuidado de las estructuras eclesiales que por su naturaleza estén en el ámbito de la Vicaría de Laicos (Parroquias personales, pastoral penitenciaria, indígena, de la Cultura, de la Educación, laboral, política, económica, artística, del ocio, de la migración, de la caridad…etc.).
Dar dirección y coordinar las acciones de reconstrucción y solidaridad social que oficialmente dependan de la Iglesia.
Aunar esfuerzos con otras instancias, religiosas o civiles, en acciones de responsabilidad común.
Vigilar que no se pierda la identidad de la tarea eclesial en las acciones de la Iglesia, y las que sean propias de un compromiso cristiano.
Animación, acompañamiento, formación de los «laicos comprometidos» y capacitación para acciones específicas.
Análisis permanente de la realidad, sobre todo en lo que atañe a acciones relevantes en las que la Iglesia se compromete (observatorio eclesial).
Privilegiar la presencia de la Iglesia en los Medios de Comunicación, redes sociales o espacios virtuales de la sociedad.

Equipos Operativos de la VELM en las Comisiones (y Dimensiones Arquidiocesanas)
  • Comisión Arquidiocesana de voluntariado: atención y apoyo a personas e instituciones como fuerza real, y como posibilidad de proyección del compromiso laical.
  • Cáritas Arquidiocesana, con diversas organizaciones a nivel arquidiocesano y parroquial y Promoción humana en todos los ámbitos que sea posible.
  • Comisión Arquidiocesana de Pastoral de la salud, acompañando a profesionistas, enfermos y otros servicios: apoyo a familiares, campañas de prevención, dispensarios, colaboración entre parroquias y Gobierno.
  • Comisión Arquidiocesana de Pastoral del duelo: Atención a velatorios y familias en el momento de la muerte, dinámicas de tanatología, misas de difuntos, etc.
  • Comisión Arquidiocesana de Pastoral de Migrantes y situaciones de riesgo.
  • Comisión Arquidiocesana de Pastoral penitenciaria y de situaciones de violencia.
  • Comisión Arquidiocesana de Pastoral indígena y de situaciones marginadas.
  • Comisión Arquidiocesana de Pastoral de la Ecología y del Medio Ambiente: Generar condiciones e incentivos para el cuidado de la casa común.
  • Comisión Arquidiocesana de Justicia y Paz, con especial atención a las víctimas: en situaciones de conflictos, corrupción, abusos, inseguridad, violencia, maltrato, explotación, guerra…
  • Comisión Arquidiocesana de Pastoral de indigentes locales y situaciones de calle.
  • Comisión Arquidiocesana de Centros de escucha: exorcismos, apoyo psicológico, jurídico…